Meditacion Biblica eBook

Vinisenzatrucco.it Meditacion Biblica Image

Una práctica personal de expansión, maduración, crecimiento personal, que logra una mayor comunión con Dios y su creación. Las escuelas kabbalísticas han permanecido fuera el alcance para la mayoría: escondidas, alejadas, inaccesibles y las personas sedientas de práctica espiritual han recurrido a tradiciones ajenas para encontrar esa luz que en ocasiones las ha puesto en manos de fanáticos religiosos. Es tiempo de que el pueblo de Dios judeo-cristiano tenga acceso a su herencia mística. Kabbalah significa recibir, dar la bienvenida; sean bienvenidos al estudio de la meditación bíblica que nos perfeccionará para ser ungidos, llenados, iluminados en forma plena. Sea bienvenido el lector dispuesto a explotar su fe en otras formas, a crecer en su relación con el Espíritu, a aquilatar la interpretación kabbalística de la Biblia y a estructurar sus técnicas meditativas, porque al buscar encontrará la luz. "Porque Yo derramaré aguas sobre el sequedal y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación y mi bendición sobre tus renuevos, y brotarán entre hierba, como sauces junto a las riberas de las aguas." Isaías 44:3-4

TAMAÑO DEL ARCHIVO 9,98 MB
NOMBRE DEL ARCHIVO Meditacion Biblica.pdf
FECHA 2004
AUTOR(A) Carlos De Leon
DESCARGAR LEER EN LINEA
Cuida los árboles y descarga el libro de Meditacion Biblica en formato electrónico. En vinisenzatrucco.it encontrará el libro de Meditacion Biblica en formato PDF, así como otros buenos libros. ¡Lee Meditacion Biblica en tu teléfono, tableta o navegador!

Meditar es, Observar sin juzgar. ¿Es preciso un Maestro? La meditación es "contemplación". En este sentido no se precisarían grandes o complicados conocimientos que aprender para poder meditar, y la función del Maestro podría llegar a considerarse como la de un mero instructor que nos proporciona una técnica concreta.

28 Versículos de la Biblia sobre Meditación. Versículos Más Relevantes. Salmos 1:1-3 ¿Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los escarnecedores, sino que en la ley del SEÑOR está su deleite, y en su ley medita de día y de noche!

LIBROS RELACIONADOS